English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 20 de septiembre de 2014

Despertando con versos que tocas.

No era mi boca
La que versaba,
Sino mis dedos, los que escribían,
En tu desnuda espalda.
Mientras tú despertabas,
Intentabas adivinar la lírica de mis palabras,
Mientras mis ojos se iban al perfil de tu oreja,
Trazando el próximo destino de mi lengua.

Los dedos no eran sexo,
Sino versos que tocaban.
Y mi boca no eran palabras,
Sino el deseo de prender la llama.
12/9/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario